Busca en internet

Búsqueda personalizada

Otras Chapuzas

Comiendo en Fosters Hollywood

Este tipo de entradas normalmente las suele hacer mi buen amigo de ¿Cuando se come aqui?.

Pero hoy me toca a mi hablar de esta cadena de restaurantes rollo americano llamado Fosters Hollywood.

Antes de nada aclarar que me gusta bastante comer fuera, en general comer. Normalmente no entro a valorar mucho condiciones sanitarias y demás si no centrarme en lo que me dan de comer, dicen que aunque la mona se vista de seda...De ahí que quizas me dé un poco igual el aspecto visual tanto del sitio como de la comida a pesar de que me suelo fijar bastante. Aunque hoy todo esto formará parte de la entrada y tendrá un buen peso.

Cuando te decides ir a comer a un sitio como Fosters Hollywood, recuerdas que mientras tu estás en Burger King o similares hay un montón de cola de gente que realmente espera para entrar ahí. Así que piensas "tengo que comer ahí un día". Por suerte al medio día de un lunes la gente no se agolpa en las puertas de ningún sitio.
El local por fuera es bastante "cuco", decoraciones en madera y un cartel muy grande anunciándote que vas a entrar en ese sitio de gente elitista. Sabes de sobra, antes de entrar que va a ser caro.
El sitio por dentro es más de lo mismo, sobretodo bonito, adornado con detalles cinematográficos, los marcos que puedes ver en la pared son fotogramas de películas famosas y algunas más recientes. Evidentemente no puede faltar un poster de Pulp Fiction.

Pasando a la comida, he de decir que me sorprendió de manera gratifican te a rapidez de servicio y lo atento de los camareros. Aunque el que nos tocó a nosotros(un amigo y yo) debía ser el más soso de todos y un poco apagado, aunque infinitamente amable.
Había bastante donde elegir y los precios confirmaban lo que el aspecto fino del sitio te decía: caro.
Pedimos de entrante un planto llamado "Patatas cheese Bacon", en un plato con una base de mayonesa estaban las patatas que tenían por encima una capa de 3 quesos fundidos y pequeños cuadraditos de bacon. He de decir que son las mejores patatas fritas que he comido nunca, el queso le daba un toque increíble.

Un tío que había por el fondo
hecho ketchup a sus
patatas, en una esquina. Fue evidente que se arrepintió pronto al probarlas por
que no volvió a hecharlo!.


Después del entrante no estaba seguro de que pedir, había muchas cosas desde comida mexicana hasta un entrecot al horno. Finalmente me decidí por una hamburguesa, aunque las carnes me llamaban muchisimo. He de decir que quizás debí aprovechar para irme a cosas menos convencionales pero siempre quise probar una de esas hamburguesas donde puedes escoger el tamaño en libras de la carne. Me pedí la más grande 3/4 de libra de hamburguesa barbacoa con lechuga.
Cuando llegó, he de reconocer que me asustó. La hamburguesa media unos 2 centímetros de alto y ocupaba todo el pan, venia separada con lechuga a un lado, patatas fritas y la salsa barbacoa para que te hecharas al gusto lo que quisieras, incluso un pequeño puñado de patatas fritas.

Me gustó sobre todo el asunto de la salsa barbacoa, por que normalmente no tiene
ese toque ahumado y suele ser dulzona, pero aquí estaba en su punto con una amargura
justa, un sabor fuerte pero no pesado. Realmente bueno.


Mi compañero se pidió unos nachos, aunque había varias tipos de los que elegir escogió de espinacas con queso. No me gustan las espinacas pero he de reconocer que apenas se notaba su sabor con tanto queso. Venían acompañados de una especies de cortezas de maíz y 3 botes con condimentos: salsa guacamole, pimientos de distintos colores y una salsa blanca que no era mayonesa pero tenia un toque "alioli" sin llegar a serlo.

Por estas alturas ya estaba bastante lleno. Sobretodo por un detalle del que no me enteré hasta más tarde leyendo el papel que nos pusieron como salvamanteles(aunque no hubiera mantel xD) y es que la Pepsi se rellenaba gratis las veces que quisieras, cosa que desde luego cundió muchisimo.

Llegó el postre, sabia que había tortitas y estaba casi seguro de pedirlas pero aún así le di una oportunidad a la carta, más por curiosidad que por interés y vi el culmen palatal "Banana Fosters Crep".
Me encantan muchos postres, pero me temo que he encontrado el postre definitivo. Eran unas creps de masa muy blanda, algo más gorda que las filloas, con las que se enrollaba plátano frito con ron y azúcar. Al lado una bola de helado de vainilla y nata, todo coronado por un buen chorro de sirope de chocolate y una pastilla de chocolate que ponía "Hollywood".
La combinación de sabores resultante de mezclar el plátano caliente con la nata y el helado frió proporcionaba al paladar una borajine e sabores difícil de describir con palabras. Incluso el postre era copioso pero una vez acabado parecía poco.

El momento de recibir la cuenta fue peor. Todo estaba muy rico, pero no dejó de ser caro. Aunque sin duda Fosters Hollywood no es un sitio para ir a menudo merece al menos una visita cada cierto tiempo.

6 Chapuceros:

Shinja dijo...

Siempre que se me pasó por la cabeza ir por ahí desechaba la idea por falta de pasta. A ver si algún día...

Lara dijo...

Yo fui a cenar un dia y me gusto pero prefiero el cafe ...

:D

Daelin dijo...

Yo iba a veces hace ya algunos añacos y aunque no había tanta variedad de cosas, puedo jurar que las hamburguesas eran una animalada... si algunas hasta venían con patatas cocidas de acompañamiento! XD

Lanselor dijo...

Si, lo de las patatas cocinas es una pasada.

Volví a ir hoy y decidi pillar patatas asadas. Pero no me gustó, ya que te dan 1 patata (enorme eso si) con piel y todo...no me gustó mucho.

Daelin dijo...

Las buenas patatas asadas/cocidas se han de comer con pela pardiez XD

Lanselor dijo...

No me gustó mucho el sabor de la patata. Prefiero que sea de pota o al horno pero pelada.
Está mucho mejor para mi gusto.