Busca en internet

Búsqueda personalizada

Otras Chapuzas

Del por que de: lo que somos y lo que queremos ser.

Recordar no está mal. Al menos no si lo que recuerdas no es doloroso. Tanto los buenos como los malos momentos nos enseñan cosas. Si ha sido bueno, rememorarlo nos hace parar a pensar lo bueno que fue aquella noche en la playa o un etílico desayuno de ortigueira.

De no ser por el comentario de alguien que me recordó que fecha es hoy, ni siquiera hubiera recordado que para alguien este día era especial. Como humano que soy empecé a rememorar cosas que acabaron convirtiéndose en una cara de indiferencia y casi incredulidad al recordar maneras de pensar, ver las cosas y actuar. Maneras que evidentemente eran equivocadas. Recordé entonces cierta etapa pasada de mi vida y en divagaciones mentales varias llegué al punto de intentar resumir mis pensamientos en este "Por que de:"

Llegados un punto, que llamaremos de transición, en el que no estamos en pleno uso de nuestras facultades y no somos capaces de regular bien, no refiriendome a Alcohol u drogas ilegales si no a estar "Enconado" por una mujer, empezamos poco a poco a convertirnos en alguien distinto sacrificando valores personales y morales para conseguir llegar al higo, bien sea por primera vez o por enésima. Intentas cambiar lo que eres, como eres como los demás te ven. Y ese no eres tu.

Mucha gente se pasa la vida buscando ser una persona que no son, imitando a su "canon" a seguir. Puede ser una estrella de televisión, de la gran pantalla, algún conocido, sea quien sea el objeto a imitar es evidente que simplemente intentamos ser una burda copia, que en muchos casos resulta evidente y cantosa. Cuanta gente puede decir "Soy como quiero ser", no voy a decir que soy como quiero ser, no lo sé, yo creo que sí pero desde dentro las cosas se siempre muy diferentes.

Entonces, rememorando viejas actuaciones de mi vida, recordé lo lejos que estuve de mi mismo y lo mucho que me prostituí, y para aún encima me pagaran con dinero del monopoli. Y todo esto viene a querer decir algo así como "se tu mismo", por que de lo contrario no vivirás más que un reflejo de tu vida sin ver realmente que hay en ella.

4 Chapuceros:

Antoine De la Potterie dijo...

Está interesante la entrada; realmente esto de buscar ser otra persona es algo muy común por las razones que das (tema afectivo-sentimental, etc...) pero yo creo que es propio de la naturaleza humana la diferencia entre el ser y el deber ser, y que el hombre por su propia esencia es un ser insatisfecho y problemático. Insatisfecho por problemático y problemático por insatisfecho; siempre se busca un plus que no encontramos en nosotros mismos, y cuando se busca en "los otros" resulta que tampoco se encuentra. Yo creo que de ahí vienen todos los desórdenes afectivos de buscar y no encontrar, porque yo creo que no se puede. A eso le llamaba Kant "ilusión trascendental", una tendencia a trascender, muy propia del hombre.
Por otra parte, eso de "estar satisfecho con uno mismo" en principio lo dicen los que tienen las necesidades afectivas en principio cubiertas, pero es una frase que esconde una mentira gorda. Quien dice eso es que o está insatisfecho con los demás, o no es al cien por cien, o es que está en el mundo por estar. Lo de "sé tu mismo" como frase está bien, pero para ser uno mismo habría que estar totalmente indeterminado en la relación con los otros, con plena autonomía, tanto moral como intelectual, lo cual es imposible. Eso que llaman socialización determina gran parte de nuestras reacciones; las propias ideas son aprendidas, incluso esto se puede extender a los propios gustos literarios y estéticos. Una mínima autocrítica descubre estos procesos, pero al final puede ser peor el remedio que la enfermedad, pues te quedas sin "rebaño" propio.

Ladherna dijo...

El problema de tales argumentos es que así acaba usted quitándose la vida para dejar de ser influenciado por los demás (y porque la influencia pasada no tiene remedio) o siendo un filósofo amargado.
De todos modos el "ser uno mismo" no es como usted lo define. Nuestra personalidad está formada por mil fragmentos de los demás en una combinación propia, lo que nos hace únicos. Con un mismo pedazo de papel se pueden hacer muchas combinaciones diferentes, y nadie diría que son iguales, verdad?
Tal vez debería olvidar a Kant y vivir un poco más. Sea más pragmático y ponga los pies en la tierra... se lo dice alguien con la cabez en las nubes.

Y Pata, me alegro de que no siguieses por ese camino, transformarse en espejo es muy sencillo.

Antoine De la Potterie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antoine De la Potterie dijo...

Ladherna: seguramente no me he expresado bien porque lo que me dices no tiene mucho que ver con lo que pretendía decir. Un café que no sea amargo es un mal café, y ojalá pudiese vivir sin Kant, y sin otros, pero no hay remedio, ahí están y hay que conocerlos. Así se es más libre (ya que la libertad es ante todo inteligencia y voluntad libres), aunque ser más libre no es ser más infeliz (pragmático?), a veces es más bien al revés. De cualquier modo no soy amargado, algo frívolo quizás pero no superficial.
Lo de los pies en la tierra... quizás sea verdad, como dicen en los pueblos "no te digo yo que no"